Sagas vikingas

Las Sagas de Islandia son extensas colecciones de literatura escrita en tiempos medievales sobre la historia de Islandia y las familias que vivieron allí en los siglos IX, X y XI. Este período se conoce en Islandia como la Edad de las Sagas, en contraste con la más amplia Edad Vikinga.

USANDO LAS SAGAS PARA ENTENDER LA SOCIEDAD VIKINGA

A pesar de todas las evidencias arqueológicas, sabemos muy poco sobre las costumbres culturales de los vikingos. Al no haber dejado ningún registro escrito, la reconstrucción de su sociedad fue extremadamente difícil. Cuando se trata de este período, no es raro que los historiadores no excluyan ciertas fuentes por el simple hecho de haber sido escritas después del hecho.

Por ejemplo, la Crónica de los Tiempos Pasados (Повѣсть времѧньныхъ лѣтъ || Pověstĭ Vremęnĭnyhŭ Lětŭ) se cita a menudo como fuente para reconstruir la historia temprana del Gran Principado Moscovita (Moscú), a pesar de que el autor se toma una enorme libertad artística al utilizar la alegoría y la metáfora en su descripción de ciertos acontecimientos.

Sagas Islandesas

Del mismo modo, las sagas islandesas son fuentes frecuentemente citadas para reconstruir la sociedad escandinava e islandesa en la era vikinga. Lo que permite a los historiadores referirse a las Sagas islandesas con confianza es su estructura literaria. La mayoría de las sagas, escritas en prosa, relatan los acontecimientos de una manera lineal y realista que no es particularmente embellecida o fantástica (aunque hay excepciones).

Sagas Islandesas

Sin embargo, las sagas no deben utilizarse para describir la sociedad de la Era Vikinga en su conjunto. De hecho, los escandinavos de la época (aunque culturalmente distintos de otros pueblos de Europa) eran una población fragmentada que, con toda probabilidad, exhibía una considerable variación cultural de una región a otra, especialmente hacia el final de la era vikinga en el siglo XI. Por lo tanto, las sagas islandesas deben ser citadas con cautela al referirse a los vikingos de otras regiones.

¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE APRENDEMOS DE LAS SAGAS?

En su mayor parte, las Sagas son en gran medida un compendio familiar y genealógico. Los autores nos ofrecen una ventana a los aspectos más comunes de la vida de los islandeses de la época. Por ejemplo, las sagas nos enseñan que una unidad familiar contiene entre 10 y 20 miembros que viven juntos en una casa larga, a menudo con varias familias nucleares (pareja e hijos) y varias generaciones que comparten el mismo espacio. Esto fue confirmado más tarde por las excavaciones arqueológicas.